Wednesday, July 14, 2021

El arte de la autorregulación

 


Si nadie te enseñara nunca a caminar, o si nadie caminara nunca en tu presencia, probablemente serías capaz aun así de aprender por tu cuenta, pero tardaría mucho más tiempo. En otras palabras, tener un modelo a seguir o un plan paso a paso hace que alcanzar tu objetivo sea infinitamente más fácil.

Lo mismo sucede con la autorregulación, una de las piedras angulares de la madurez emocional. Al saber cómo autorregularte, eres capaz de calmarte en una situación acalorada o potencialmente explosiva, y también en situaciones que te producen mucho dolor y pena. La autorregulación también es algo muy valioso en una situación como la pandemia mundial actual, porque te permite calmar los pensamientos acelerados de pánico, estrés y miedo. Aunque puede que hayas leído algunos de los artículos sobre autorregulación de este boletín, hoy propongo darte un plan de acción que se puede adaptar a la mayoría de las situaciones.

Cada vez que eres reactivo o tienes reacciones instintivas ante algo, sea lo que sea, o estás abrumado por un dolor que te deja doblado, estás mostrando una falta de autorregulación. No te estás regulando a ti mismo. Dicho de otra manera, no tienes control sobre ti mismo. Pero el control es un concepto que lleva mucha carga, y lo que no significa es que te mantienes en una posición rígida, sin reacciones –y sin emociones– en absoluto. El control más bien implica que tomas decisiones sanas en tanto en cuanto tu manera de reaccionar, a la vez que observas tus pensamientos y emociones.

Imaginemos que acabas de recibir noticias extremadamente malas sobre tu trabajo o tu situación económica; o que has recibido un mensaje inusualmente hiriente de un miembro de la familia, quizás tu padre o tu madre, una pareja o un hijo adulto. Sientes que tu corazón empieza a bombear, y sientes tal vez un calor que te recorre la parte superior del pecho y la cabeza.

Aquí es donde no debe ser subestimada la importancia del primer paso: un primer paso que está estrechamente ligado a ser plenamente consciente de ti mismo. Si esto es algo en lo que todavía no has trabajado, lee en mi blog Un breve ejercicio de atención plena, porque sin ser consciente al menos una parte del tiempo, será casi imposible para ti dar este primer paso correctamente. Y probablemente sepas que ser consciente en tiempos de emociones fuertes es mucho más difícil que cuando estás calmado. Por lo tanto, si todavía no has empezado a practicar el ser consciente, esas emociones fuertes te impedirán dar el paso.

  1. Ser consciente –el primer paso– te permite no sólo reconocer que dentro de ti está pasando algo y que estás a punto de reaccionar debido a cualquiera que sea la circunstancia externa, sino también que puedes elegir. Poder elegir implica tener libertad respecto a cómo vas a reaccionar, o a seguir reaccionando.
  2. Seguidamente (y date cuenta de que esto tarda literalmente nanosegundos, mucho menos de lo que estás tardando en leer este artículo), toma una respiración profunda e interrumpe el flujo de pensamientos que pasan por tu mente. Entonces ten un diálogo interior en el que te digas que antes de prestar atención a cualquiera de esos pensamientos, aunque tu corazón esté latiendo con fuerza y aunque sientas que aumenta el calor en tu cuerpo o que las lágrimas descienden por tus mejillas, intentarás enforcarte en encontrar algo de armonía interna, que es el comienzo de la paz interior. Quieres lograr esto porque, al hacerlo, podrás elegir tu reacción.
  3. Tercero: usa tu conexión con la naturaleza (la cual estás alimentando con el ejercicio de atención plena o mindfulness anterior) y mira deliberadamente a algo de la naturaleza que tengas al otro lado de la ventana o dentro de tu casa o donde quiera que estés, que te permita sentir una pequeña sensación de paz. Nota que hay una ligera disminución de los sentimientos y deseos reactivos, simplemente por esta conexión con la naturaleza.
  4. Si se trata de algo pequeño (estás en el banco, impaciente porque la cola es larga y el empleado es lento; tu pareja llega tarde otra vez; tu hija de siete años ha roto descuidadamente un jarrón que significaba mucho para ti; tu hijo adolescente acaba de llamarte algo maleducado), este pequeño paso puede ser suficiente. En ese caso, habrás notado que tu ritmo cardíaco acelerado o el calor interior o la reacción instintiva ya no están en la delantera, y que tienes la posibilidad de elegir una reacción que te sirva mejor; o sea, una reacción que no cause más estrés y agitación en ti por ser agresivo, explosivo, grosero o desconsiderado.
  5. Además, en este punto serás capaz de revisar con calma tu diálogo interior y entender cómo y dónde podrías elegir cambiarlo sustituyendo literalmente tus pensamientos sobre lo que acaba de suceder. Y me apresuro a añadir que no fingiendo que los acontecimientos fueron diferentes, sino mediante la manera como tú te los describes en tu mente.
  6. Sin embargo, si la ocasión es de mayor importancia, se necesitan más pasos para lograr esa primera pizca de equilibrio interior. Si estás en medio de una situación que requiere una respuesta o reacción oportuna y ya eres capaz de darla ahora, hazlo.
  7. Pero si todavía no puedes dar esa respuesta desde una posición de equilibrio interior, entonces, si es que es posible, di que necesitas un tiempo para reflexionar y que retomarás el asunto más tarde, o al día siguiente. Y después retírate de ese lugar, ya sea yendo a otra habitación si lo ocurrido ha sido en tu propia casa, o abandonando el lugar si no estás en tu casa. Pedir tiempo para considerar la situación también funcionará en muchas situaciones profesionales.
  8. Ahora, notando todavía que tu yo interior ha recuperado un poco de paz, ponte música que sepas que normalmente te da alegría, bienestar y/o paz (si no tienes ese tipo de música, empieza a preparar una playlist). Pero no pongas nada que te provoque emociones nostálgicas. La música debe ser neutra en cuanto a emociones del pasado, pero que cree emociones alegres en el presente. Nota cómo escuchar esta música (puede que sea cuestión de minutos) contribuye a que avances hacia la armonía y el bienestar interior.
  9. Si necesitas procesar más para conseguir aún más calma interior antes de elegir tus reacciones (y recuerda que no todas las ocasiones difíciles requieren una reacción inmediata cara a cara, sino más bien una reacción interior), entonces estos son algunos pasos más que dar:
  10. Hasta aquí, has pasado unos 10-15 minutos procesando tu estado interior para autorregularte. Al notar que te sientes algo mejor, pero ni cerca de donde quisieras estar (sobre todo si el incidente fue particularmente volátil), podrías decidir ahora pasar 30-60 minutos distrayéndote, a fin de dar más tiempo a ese espacio interior para que se desintensifique. No suelo recomendar distracciones, pero si la situación requiere más calma, pueden ser un excelente componente de tu repertorio. Puedes elegir leer algo de tu biblioteca personal que, al igual que la música, te ayude a llegar a un lugar de bienestar. O puedes ver algo que tenga el mismo efecto, o simplemente leer o ver algo que sea placentero y te sirva para distraerte momentáneamente.
  11. Cuando acabes, vuelve a observar tu estado interno y tu estado externo. Nota la mejoría. Recuerda no rumiar sobre la situación. En este punto, nos preocupan menos lo que sucedió realmente y tus pensamientos sobre el tema, que este proceso de calma interior. Comprende que hasta que te sientas de verdad lo suficientemente calmado para estar sereno en tu evaluación de lo que acaba de ocurrir, no tiene sentido reaccionar.
  12. Si hace falta calmarse más, puedes elegir a una persona cercana con quien hablar (no más de una, porque repetir continuamente la historia simplemente te lo empeora). Intenta contarlo calmadamente, trata de no echar la culpa de lo sucedido a la otra parte, simplemente intenta procesarlo. Mientras hablas, observa también si tu estado interior permanece más o menos como era antes de contar la historia o si se acelera de nuevo. Si es así, es probable que sigues permitiéndote a echar la culpa a la otra parte y permitiéndote a volver a enfadarte o sentirte herido en el proceso de volver a contarlo, en vez de intentar permanecer calmado y objetivo.
  13. Si te lo puedes permitir en tu rutina a lo largo del día, come una pequeña cantidad de algo que para ti sea particularmente delicioso.
  14. Si has estado siguiendo estos pasos, a estas alturas te encontrarás, si no totalmente calmado y centrado, al menos mucho más calmado que como estabas cuando ocurrió la situación por primera vez.
  15. Ahora sería útil una breve caminata de mindfulness como se indica más arriba (Un breve ejercicio de atención plena).
  16. Si practicas la meditación, ahora es un buen momento para hacerlo.
  17. Si es casi la hora de acostarse, vete a dormir y visualiza una escena de la naturaleza que te parezca tranquilizante (yo voy al solarium de mi abuela lleno de plantas frondosas que visitaba de niña, a la orilla de un lago en Alemania, y los terrenos que lo rodeaban).
  18. A la mañana siguiente, recorre mentalmente todo lo que pasó. Observa si tu estado interior permanece en calma. Si no es así, repite algunos de los pasos anteriores.
  19. Revisa las elecciones de que dispones. Recuerda que ahora tienes una mayor variedad de opciones que cuando ocurrió todo por primera vez, antes de que dieras estos pasos.

Cuanto más practiques algunos de estos pasos –o todos–, más se tornará este proceso si no automático, por lo menos fácil. Estarás acostumbrado a observarte a ti mismo y todos tus pensamientos, emociones y reacciones, y después a observar lo relativamente rápido (en el tiempo) que eres capaz de llevarte a un estado de armonía interior a pesar de los acontecimientos. Y entonces serás libre de elegir tus reacciones: ahora, la autorregulación es parte de tu repertorio.

 

Nota: las personas que se autorregulan con éxito suelen ser más sanas que las que no lo hacen, y también tienen una mayor respuesta inmunológica positiva.


*****************************

Charlas en español:



Se puede ver en Youtube aqui










Se puede ver en Youtube aquí



:





Se puede ver en YouTube aquí:






*****************************


En inglés: 


Aqui van unos cursos en video on-line 

con cupones de un precio introductorio a continuacion:


See the preview to my online video course:

Fatherless Women & Motherless Men






Click HERE for the introductory pricing of US 15


***************


See the preview to my online video course:


Freedom From the Torture of Your Thoughts





Click HERE for the introductory pricing of US 15


**************************************************



See the preview to my online on-demand video course  


"Emotional Unavailability & Neediness: Two Sides of the Same Coin"




********************************


Libro por Gabriella Kortsch (español) 

Échale un vistazo también al portal de mis libroswww.gabriellakortsch.com donde podrás bajar extractos y citas de mis libros en español, inglés y alemán). Mi último libro  Emotional Unavailability & Neediness: Two Sides of the Same Coin ya está a la venta en todo el mundo en Amazon en formato de bolsillo y E-libro para Kindle. También se puede adquirir (igual que los demás libros míos) en Barnes & Noble.




En Amazon (globalmente) en versión bolsillo y Kindle
 Disponible por todo el mundo en Amazon en versión bolsillo y E-Libro para Kindle


Baja un extracto del libro aquí






****************************************

Libros por Gabriella Kortsch (ingles – globalmente disponibles via Amazon y otros libreros online)

Bücher von Dr. Gabriella Kortsch (Deutsch) ... JETZT bei Amazon (Taschenbuch oder E-Book) erhaltbar 
DEINE SEELE UND DU

  

*************************************

Mis articulos de blog también se encuentran en Facebook, Twitter, LinkedIn, Google+ y Pinterest. Además te puedes conectar conmigo en Instagram.


My blogs in English: Rewiring the Soul &The Tao of Spiritual Partnership

Mein Blog auf Deutsch: Deine Seele und Du


Tuesday, June 15, 2021

Dramas de control y codependencia: Agotando tu energía vital

El tema del drama en nuestras vidas ­en particular, en nuestras relaciones más cercanas lo abordé hace varios años en «El subidón de adrenalina del drama de las relaciones». Hoy, quisiera examinar concretamente los dramas de control, el impacto que tienen en nuestras vidas al manifestarse en muy distintos tipos de relaciones, y cómo nos agotan y por tanto nos roban la energía.

El control y su papel en nuestras vidas lo trató en gran profundidad Melody Beattie en su innovadora obra Ya no seas codependiente (1987): «Si no tratáramos de controlar si le gustamos a una persona, o su reacción ante nosotros, ¿qué haríamos de forma diferente? Si no tratáramos de controlar el rumbo de una relación, ¿qué haríamos de forma diferente? Si no intentáramos controlar el comportamiento de otra persona, ¿cómo pensaríamos, sentiríamos, hablaríamos y nos comportaríamos de forma diferente a como lo hacemos ahora?»

Años más tarde, en 1993, cuatro dramas de control específicos alcanzaron la consciencia de muchas personas después de que James Redfield los esclareciera en su libro La Profecía Celestina. Aun no siendo psicólogo, muchos encontraron sus descripciones certeras. Posteriormente, un sinfín de artículos y varios libros desarrollaron el tema.

A pesar de tener a su disposición una cantidad enorme de información sobre los dramas de control, creo que muchas personas simplemente no son conscientes de la manera insidiosa en que tales dramas entran en sus vidas y pueden, de hecho, haberlo hecho hace mucho tiempo. Como siempre, si no somos conscientes, es casi imposible aplicar soluciones.

Las personas que me consultan sobre sus vidas y asuntos personales plantean a menudo estas cuestiones sin, como he dicho antes, darse cuenta de que el drama –una necesidad de drama por parte de una o todas las personas involucradas– puede ser la raíz de lo que está sucediendo, y a pesar de su deseo de resolver el asunto, puede que en realidad estén contribuyendo ellas mismas al drama a través de la manera en que se relacionan con la otra persona.

Comprender el tipo de drama de control que puede formar parte de una o varias de tus relaciones es el primer paso para resolverlo.

Tipos de dramas de control:

  • Los intimidadores roban energía a los demás creando miedo o mediante amenazas
  • Los interrogadores roban energía juzgando y cuestionando –siendo siempre críticos–; su objetivo es encontrar defectos y, en el proceso, hacer que te sientas nervioso, estresado, asustado, juzgado y criticado
  • Las personas distantes atraen hacia sí la atención (y la energía) actuando de forma reservada o retirándose y desvinculándose de una situación
  • Los “pobre de mí” crean culpa e intentan que te sientas responsable de su circunstancia, lo cual es un tipo de vampiro energético (ver también «Vampiros Emocionales y Energéticos»).

Ejemplos de escenarios de dramas de control:

Intimidadores:

  • Ejemplo A: un padre a su hijo: “Que no te vuelva a ver usando mi móvil sin permiso. Si lo haces, no tendrás permiso para salir durante una semana”. La parte intimidatoria es la primera frase. La otra frase es bastante buena en realidad, ya que establece un límite sano. Si, en cambio, la segunda parte fuera “si lo haces, te daré un azote”, entonces sería una amenaza rotunda, una intimidación añadida, en lugar de la creación de un límite sano.
  • Ejemplo B: dentro de un matrimonio: “ni se te ocurra volver a levantarme la voz”. La intimidación en este caso es clara, no hace falta ninguna otra frase, a menos que la otra parte discuta. Una discusión convertiría la frase intimidatoria en una continuación del drama de control, y provocaría que la cosa fuera en aumento. Una discusión implica alimentar el drama de control. La solución nunca es una discusión.

Interrogadores:

  • Ejemplo: “¿Sacaste la basura anoche?” Respuesta: “Sí”. Siguiente pregunta: “¿Te acordaste de poner una bolsa nueva en el cubo?” Respuesta: “Sí”. Siguiente pregunta: “¿Y los envases para reciclar?” Respuesta: “Sí”. Siguiente pregunta: “¿Cuándo los sacaste?” Respuesta: “Justo antes de irme a la cama”. Siguiente pregunta: “¿Por qué no los sacaste justo después de cenar, como te digo siempre? ¿No te das cuenta de que si lo dejas para la hora de acostarte, se te podría olvidar?”. A estas alturas, la persona interrogada puede sentirse resentida, enfadada o nerviosa. Si se queja o se defiende, el interrogatorio empeora aún más y se convierte en un drama de control, provocando que la cosa vaya en aumento. Quejarse y defenderse implica alimentar el drama de control. La solución nunca pasa por hacer eso.

Gente distante:

  • Ejemplo: le enseñas a tu madre o padre, a tu pareja o a un amigo algo que has conseguido y de lo que te sientes justificadamente orgulloso, y supones que te lo reconocerá debidamente. No solo no te da ese reconocimiento, sino que simplemente lo ignora o pasa de largo, y pasa a otro tema para nada relacionado. Desanimado, vuelves a intentar que el otro sea partícipe en tu deseo de que te elogie, te apruebe o te diga lo orgulloso que está de ti, pero nada. Hay una total falta de interés y/o una evasión hacia otros temas, o simplemente silencio. Cuanto más presionas para que el otro sea partícipe, más entras en el drama de control, y más distante se hace el otro. La solución nunca pasa por perseguir al otro.

Los “pobre de mí”:

  • Ejemplo: En el artículo mencionado anteriormente, abordé el tema del pobre yo o de las víctimas: “éste puede poner una cara muy valiente, entrelazada sin embargo con muchos posibles suspiros, y una voz suave y sufrida. En este caso se ha cometido una gran injusticia con el vampiro [emocional]. Tal vez sea la familia la que le ha defraudado, tal vez haya sido un cónyuge, o los amigos, a veces este vampiro puede incluso culparse a sí mismo por algunos acontecimientos. Sin embargo, debido a que se ve a sí mismo como víctima, aunque valiente y sufriente, se te coloca a ti en el insostenible papel de alguien de quien se espera que ayude a esta persona, generalmente a expensas de tu propio bienestar. Tu ayuda puede venir en forma de sesiones maratonianas de charla, de ideas, de algo que haces físicamente por el otro para ayudarle a fortalecerse o a mejorar, pero sea lo que sea, te agota. Y, por supuesto, si dejas de aceptar el papel de ayudante, de constructor de fuerzas (del otro), te sientes culpable por ser tan mal amigo (o familiar, o pareja). Estás siendo controlado por el “sufrimiento” del otro. Si alguna vez sugieres soluciones, te dan un sinfín de excusas de por qué no funcionarían, o si alguna vez te atreves a mencionar lo mucho que te sientes agotado por esta continua letanía de penas o dramas, te acusan de ser un mal cónyuge, amigo o miembro de la familia, por querer restringir al otro su “derecho” a hablar sin parar de su vida. Intentar abordar tus sentimientos sobre esta situación, o incluso intentar ayudar al otro con sugerencias, te lleva aún más al drama del control. La solución nunca pasa por hacer eso.

Soluciones: A menudo, las soluciones dependen de que reconozcas tu propio papel en ese drama. ¿Estás buscando el drama? ¿Ansías ese subidón de adrenalina? ¿Tienes límites malsanos? ¿Tienes una falta de amor hacia ti mismo y de autoestima, o de confianza en ti mismo? Todos estos puntos están íntimamente relacionados con los límites malsanos. Otra pregunta que debes hacerte es con qué rapidez te das cuenta (si es que lo haces) de que estás en medio de un drama de control, y de que estás participando activamente en él. ¿Estás permitiendo que el otro hace descarrillar tus afirmaciones respecto a los límites claros? ¿Te apresuras a discutir, en lugar de revisar en qué estado te encuentras por dentro antes de responder, preguntándote si esta es la manera en que deseas que te hablen o te traten y, si no es así, cuál podría ser la manera de responder más madura emocionalmente y autorregulada, o sea una que respete tus límites y manifieste claramente tu posición?

Por lo tanto, las soluciones para los dramas de control en tu vida dependen de algunos o de todos los siguientes puntos:

  • Hacerte consciente del drama de control que ha iniciado la otra persona.
  • Hacerte consciente de tu contribución al mismo suponiendo que estás reaccionando a las palabras de la otra persona, en lugar de mantener la calma y manifestar que ha habido una clara violación de límites. Date cuenta de que, al reaccionar en modo discusión, a la defensiva o con voz de dolor, la otra persona puede hacer descarrillar tus palabras y acusarte de hacer precisamente lo que estás diciendo que te están haciendo a ti, o entrar en discusiones pasadas, y acusarte de incidentes de aquel momento (en lugar de mantener el rumbo del asunto en el momento presente).
  • Considera en qué medida eres capaz de mantener o levantar límites sanos. Si te das cuenta de que tienes problemas en ese sentido, trabaja este aspecto –ya sea por tu cuenta o con la orientación de alguien– para que puedas afirmar tus límites en el momento en que otro los traspase, como lo evidencian estos dramas de control.

Si has reconocido que tus límites aún no son sanos, considera detenidamente también tu amor y cuidado hacia ti mismo; es decir, hasta qué punto te cuidas de ti mismo en situaciones difíciles. Si no cuidas bien de ti mismo (a menudo, a través del diálogo contigo mismo), tendrás que trabajar el amor hacia ti mismo, el cuidado de ti mismo, la autoestima, el respeto a ti mismo, la confianza en ti mismo, etc., ya que todos y cada uno de ellos serán cruciales en esos momentos en los que tienes que presentar claramente tus propios límites sanos.

La codependencia y los dramas de control pueden ser muy insidiosos. De ti depende examinar en qué punto te encuentras y trabajar para erradicar aquellas partes de ti que entran en esas categorías, con el fin de conducirte a la libertad emocional interior y al amor hacia ti mismo.




*****************************

CONFERENCIAS EN ESPAÑOL EN YOUTUBE

Estas conferencia mias, ofrecidas en distintos lugares de España 
del 2017 al 2019 se pueden ver en mi propio canal de Youtube 
haciendo clic en este enlace o en cualquiera de los que vienen más abajo




Vampiros energéticos: Su efecto destructivo en tu vida



*******************************


****************************



****************************

Soluciones para personas emocionalmente inaccesibles 
y con dependencia emocional



****************************

Narcisismo y Psicopatía: Vivir sin Empatía



****************************

La relación espiritual y el sexo en pareja



****************************

Elige hábitos que te permitan llevar una vida de bienestar



****************************

Morir: Un enfoque espiritual



****************************

Amor sano o disfuncional: ¿Cuál es la diferencia?

(ha habido problemas técnicos con el sonido de esta conferencia, 
y de momento no he puesto el enlace)




*****************************



Libro por Gabriella Kortsch en español 

Échale un vistazo también al portal de mis libroswww.gabriellakortsch.com donde podrás bajar extractos y citas de mis libros en español, inglés y alemán). Mi último libro  Emotional Unavailability & Neediness: Two Sides of the Same Coin ya está a la venta en todo el mundo en Amazon en formato de bolsillo y E-libro para Kindle. También se puede adquirir (igual que los demás libros míos) en Barnes & Noble.





En Amazon (globalmente) en versión bolsillo y Kindle

Baja un extracto del libro aquí






****************************************

Libros por Gabriella Kortsch (ingles – globalmente disponibles via Amazon y otros libreros online)

Büch von Dr. Gabriella Kortsch auf Deutsch ... JETZT bei Amazon (Taschenbuch oder E-Book) erhaltbar 

DEINE SEELE UND DU

  

*************************************

Mis articulos de blog también se encuentran en Facebook, Twitter, LinkedIn, Google+ y Pinterest. 
Además te puedes conectar conmigo en Instagram.


My blogs in English: Rewiring the Soul &The Tao of Spiritual Partnership

Mein Blog auf Deutsch: Deine Seele und Du


****************************



Aqui van unos cursos mios en inglés en video on-line 


VIDEO COURSES IN ENGLISH


See the preview (click the title below) to my online video course:




Fatherless Women & Motherless Men


***************

See the preview (click on the title below) to my online video course:




Freedom From the Torture of Your Thoughts

**************************************************

See the preview (click on the title below) to my online video course  


Tuesday, February 9, 2021

Vivir tu vida con propósito


En esta época de gran agitación, con la pandemia, los problemas económicos acechando a todos los países, el hambre en alza y las dificultades de acceso al agua potable y a la educación, los refugiados viviendo en la desesperación y la miseria porque los del primer mundo no hacemos lo moral- y éticamente correcto … por no mencionar otros asuntos ‘menores’ como el absurdo proceso del Brexit, las elecciones vergonzosamente ridículas en Estados Unidos (incluida la Corte Suprema), déspotas aferrándose al poder en demasiadas naciones, las redes sociales que en general parecen no hacer lo correcto si nos paramos a considerar el poder que tienen, los conspiracionistas que rara vez parecen tener un conocimiento real de lo que denuncian ipso facto un nanosegundo después de ver un titular, etc., etc., he descubierto que lo que más me ayuda a mantener la cordura es seguir aferrándome a un sentido del propósito, o sea, vivir una vida guiada por un propósito.

Esto funciona si sientes que tienes un propósito, una finalidad. ¿Tú lo tienes? ¿El propósito forma parte de tu vida en este momento?

Si no tienes un propósito, ¿has notado lo fácil que es que algo destruya tu paz interior, si todavía lo tuvieras? ¿Has notado lo fácil que es que el estado del mundo, de tu país, de tu ciudad, de tu vecindario, de tu edificio, de tus amigos o familia, te provoque un gran caos interior?

Si te estás dando un atracón de Netflix o de thrillers y novelas románticas, puede que te haya tomado más tiempo llegar a este punto, pero llevamos ya casi ocho meses en este año de Covid-19, así que voy a dar por sentado que has notado que algo falta en tu vida.

Yo creo que ese algo es un propósito. Un sentido. Algo que le dé un significado a tu vida. Algo que te haga querer levantarte por la mañana para avanzar un poco más en aquello que te dé ese sentido de propósito.

Lo que pretende el artículo de hoy no es tanto ayudarte a encontrar ese sentido de propósito, tema sobre el que ya he escrito antes:

·       Alcanzar lo que (aun) podrías ser

·       Sentir que un rio se mueve dentro de ti

·       Dar nacimiento a uno mismo

·       Buscando un significado para tu vida

·       No dejes que nadie te arrebate tu sueño

Este artículo trata más bien sobre el darse cuenta de que vivir una vida guiada por un propósito significa que siempre tienes un puerto seguro: siempre tienes un lugar al que acudir para refugiarte de la agitación exterior que describo más arriba, no porque te ciegues ante ella, sino porque a pesar de ella eres capaz de vivir una vida en paz.

Yo solía preguntarme cómo es posible que Ana Frank hubiera podido vivir todo ese tiempo en una pequeña habitación, escondiéndose de los nazis, sabiendo que si la encontraban seguramente la enviarían a un campo de concentración. De igual manera me preguntaba cómo se las arregló Nelson Mandela todos esos años de trabajos forzados en Robben Island, sabiendo que había sido condenado a cadena perpetua. También me llamó la atención el caso de Christopher Reeve, nuestro primer Supermán cinematográfico, cuando se quedó parapléjico. ¿Cómo hizo para afrontar su situación? Por último, la alemana Sabriye Tenberken, que se quedó ciega siendo adolescente, se ha convertido en otra persona que observar, por su determinación de afrontar su situación de una manera muy inusual.

Lo que hicieron estas cuatro personas un tanto excepcionales para manejar sus respectivos apuros se convirtió en su propósito: les permitió vivir una vida guiada por un propósito. Dicho de otra manera, les permitió –o eso creo– tener algo de paz interior gracias a ese propósito que les dio un sentido a sus vidas. Significaba que podían lidiar con sus problemas, dramas, dificultades, dolor, pena, desesperación y mucho más de cada día, simplemente porque tenían un propósito.

Volvamos ahora a nuestra situación en 2020 y 2021 y a nuestras propias vidas, en las que la mayoría de nosotros no vivimos situaciones similares a las que atravesaron Ana Frank, Nelson Mandela, Christopher Reeve y Sabriye Tenberken, pero tenemos la agitación que he descrito al principio. Tenemos titulares que nos gritan a diario, y el simple hecho de apagar las noticias y hacer un apagón total de los medios de comunicación tampoco servirá, porque necesitamos mantenernos informados.

Por eso, lo que trato de subrayarte enérgicamente aquí es lo que viene a continuación.

Vivir una vida guiada por un propósito puede marcar la diferencia totalmente. Si no estás viviendo una vida que tenga un propósito, lo que te debes sin falta es el averiguar cuál podría ser ese propósito (algunos de los artículos mencionados arriba podrían darte ideas sobre cómo descubrir ese propósito). Y una vez que tengas siquiera un indicio, empieza a moverte en esa dirección.

¿Quién hubiera pensado que escribir un diario en la Holanda ocupada por los nazis pudiera servir de auxilio y tal vez incluso de alivio? ¿Quién hubiera imaginado que pensar profundamente en el futuro de su nación mientras picaba piedra bajo el sol ardiente surafricano podría servir de auxilio y tal vez incluso de alivio? Trabajar en la investigación con células madre desde los confines de una silla de ruedas también supuso otro tipo de alivio y paz. Y concebir el braille tibetano, crear escuelas y enseñar a los ciegos tibetanos a leer, para después comenzar de cero en la India con una universidad para orientar a agentes de cambio’, aunque suponga un desafío, debe de ser cuando menos estimulante.

Puede que tu propósito y el mío no sean de la categoría del que mantuvo tan comprometidos en sus vidas a los cuatro ejemplos que he descrito. Pero si el propósito, sea cual sea, que le damos a nuestra vida nos llena, puede hacer todas esas cosas que he mencionado aquí y más, pudiendo llevarnos finalmente a la alegría y paz interior incluso en medio del caos.

 



*****************************

CONFERENCIAS EN ESPAÑOL EN YOUTUBE

Estas conferencia mias, ofrecidas en distintos lugares de España 
del 2017 al 2019 se pueden ver en mi propio canal de Youtube 
haciendo clic en este enlace o en cualquiera de los que vienen más abajo


Vampiros energéticos: Su efecto destructivo en tu vida



*******************************


****************************



****************************

Soluciones para personas emocionalmente inaccesibles 
y con dependencia emocional



****************************

Narcisismo y Psicopatía: Vivir sin Empatía



****************************

La relación espiritual y el sexo en pareja



****************************

Elige hábitos que te permitan llevar una vida de bienestar



****************************

Morir: Un enfoque espiritual



****************************

Amor sano o disfuncional: ¿Cuál es la diferencia?

(ha habido problemas técnicos con el sonido de esta conferencia, 
y de momento no he puesto el enlace)




*****************************



Libro por Gabriella Kortsch en español 

Échale un vistazo también al portal de mis libroswww.gabriellakortsch.com donde podrás bajar extractos y citas de mis libros en español, inglés y alemán). Mi último libro  Emotional Unavailability & Neediness: Two Sides of the Same Coin ya está a la venta en todo el mundo en Amazon en formato de bolsillo y E-libro para Kindle. También se puede adquirir (igual que los demás libros míos) en Barnes & Noble.





En Amazon (globalmente) en versión bolsillo y Kindle

Baja un extracto del libro aquí






****************************************

Libros por Gabriella Kortsch (ingles – globalmente disponibles via Amazon y otros libreros online)

Büch von Dr. Gabriella Kortsch auf Deutsch ... JETZT bei Amazon (Taschenbuch oder E-Book) erhaltbar 

DEINE SEELE UND DU

  

*************************************

Mis articulos de blog también se encuentran en Facebook, Twitter, LinkedIn, Google+ y Pinterest. 
Además te puedes conectar conmigo en Instagram.


My blogs in English: Rewiring the Soul &The Tao of Spiritual Partnership

Mein Blog auf Deutsch: Deine Seele und Du


****************************



Aqui van unos cursos mios en inglés en video on-line 


VIDEO COURSES IN ENGLISH


See the preview (click the title below) to my online video course:




Fatherless Women & Motherless Men


***************

See the preview (click on the title below) to my online video course:




Freedom From the Torture of Your Thoughts

**************************************************

See the preview (click on the title below) to my online video course